Fecha de creación de zarzuelanet.es.tl enero del 2008 - Web sin ánimo de lucro.
   
  ZarZuelaNet: La Zarzuela Actualizada en Espaņa
  El Bateo/De Madrid a Paris
 

EL BATEO (Chueca) /DE MADRID A PARIS (Chueca y Valverde) 
17, 18, 20 Y 21 DE FEBRERO
 




Producción del Teatro de la Zarzuela - 2008
d.m. Juan de Udaeta
d.e. Andrés Lima
  Reparto: 
L. Álvarez, S. Hernáiz, L. Varela, L. Perezagua, C. Crooke, E. Diago, P. de la Torriente, entres otros.


Más imágenes en la GALERÍA DE IMÁGENES


 ARGUMENTO de "El Bateo"
Sainete lírico en un acto y cuatro cuadros

La trama se inicia en una calle de los barrios bajos de Madrid, en la que está Wamba cantando un tango junto a unos convidados al bautizo, del cual él va a ser el padrino.
 
El niño que se va ha bautizar es hijo natural de Nieves y de Lolo. Regresa Nieves muy agitada, y al verla llegar de esa manera, doña Valeriana, su madre, la pregunta que como viene sola, a lo que le contesta que ella y el Lolo habían ido a oír misa y luego él se había ido a buscar a un terceto de ciegos para que interpretara música. Mientras ella regresaba a casa, y antes de llegar se ha encontrado al “Pamplinas”, antiguo novio, que ha amenazado con matar a Lolo y que la ha seguido. Cuando le ven llegar, doña Valeriana saca una silla para golpearle, y al verlo, Pamplinas le dice que si le piensa asustar se ha equivocado y que el niño no se bautiza hoy, porque a él no le da la gana. Dicho esto se marcha hacia la taberna.
 
Aparece Virginio que esta cortejando a Visita, pero ésta lo acepta solo para tenerlo de su parte, ya que en realidad está enamorada de Lolo, que la abandonó a ella para irse con Nieves.
 
Aparece Lolo muy alegre sin ver a Visita. Esta al verlo, lo detiene y lo saluda. Le dice que toda la gente del barrio cree que el hijo no es suyo. Lolo al oír esto la dice que lo único que tiene es que la corroe la envidia y se marcha. Al subir las escaleras va pensando si es verdad lo que le ha dicho o no. Se encuentra con Wamba y le dice que Nieves le engaña. Esto lo oye doña Valeriana y Nieves, que lo niegan, y esta última afirma que al verlos contentos se mueren de rabia.
 
Están bautizando al niño, y el cura pregunta el nombre del padre y de la madre. Al contestar Lolo, entra Pamplinas y dice que es mentira. Nieves y Wamba tienen que sujetar a Lolo para que no se peguen y les echan a todos de la iglesia.
 
Llega Wamba al merendero donde se iba a celebrar el bautizo, y pregunta si ha estado allí Lolo, le contestan que no ha venido y cuenta a los invitados lo ocurrido en la iglesia, y desde entonces han desaparecido Lolo y Pamplinas. Regresan llorosas Valeriana y Nieves, que vienen de casa por ver si allí había ido.
 
Al poco rato llega Lolo seguido de Pamplinas. Lolo increpa a este último para que diga delante de todo el mundo lo que le ha dicho a él. Pamplinas empieza a decir que un hombre entra en casa de doña Valeriana cada noche a las dos. Lolo pregunta a Nieves si eso es cierto. Antes de darle tiempo para contestar se interpone Wamba entre Pamplinas y Lolo diciendo que es verdad, que todo es cierto, que él es el señor que entra cada noche a las dos para ver a doña Valeriana, pues esta enamorado de ella y esperaban la situación propia para hacerlo público.
 
Lolo salta de júbilo y se abraza a Nieves pidiéndola perdón por haber dudado de ella.
Pamplinas echa las culpas a la liosa Visita, y esta se las hecha al pobre Virginio, al que van ha pegar, pero Wamba les detiene. Lolo dice que mañana irán todos otra vez a la iglesia para bautizar al niño. Y Valeriana le dice a Wamba que ellos irán a casarse.


 ARGUMENTO de "De Madrid a Paris" 
Viaje cómico-lírico en un acto y cinco cuadros
   
En una plazuela de Madrid, un avispado empresario selecciona unos extraños personajes a los que pretende enviar a París para participar en la Exposición Universal de 1889. Se trata de igorotes, es decir indígenas filipinos, vestidos con sólo un taparrabos como los que se habían visto en la Exposición Filipina celebrada en Madrid un par de años antes. Entre estos falsos indígenas se encuentra Angelito que se ha disfrazado para seguir a su novia Elena, quien acude a París acompañando a Isidoro y Anastasia, sus padres. Angelito no es elegido por su incapacidad para hacerse pasar por oriundo de las islas filipinas. A la exposición de la capital francesa, también irán un grupo de “golondrinas”, es decir, solteras que esperan encontrar marido en la Ciudad Luz.

En una la Estación del Norte esperan una serie de personajes: enviados del Gobierno; Manolo y Paco, dos elegantes viejos que presumen de juventud; El Bronca, que amenaza a Manolo porque ha intentado conquistar a La Pelos, su novia. De esta pelea sacará partido Angelito, al salir en defensa de Manolo a cambio de que éste le pague el billete a París. No falta un grupo de toreros, otro de chulos y chulas… todos entusiasmados con el viaje.

 

Nos encontramos ya en la Exposición, más concretamente en la Sala de los Inventos. La Pelos, el Bronca, Anastasio, Isidoro y Elena reciben explicaciones sobre la utilidad de los diversos artilugios expuestos. Anastasio aprovecha para colocar a Elena, sin que ella lo advierta, un timbre que sonará cada vez que la toque un hombre. Al grupo se acerca Angelito y propone a Elena que huya con él, como única forma de que sus padres acepten que se quieren. Ella accede, se abrazan y suena el timbre, haciendo que cada uno huya por su lado. Las cigarreras cantan vestidas con el típico mantón y pañuelo a la cabeza. Anastasia e Isidoro, al tiempo que unos alguacilillos cuentan sus progresos en el aprendizaje del idioma francés, siguen buscando a su hija. Al cabo, Angelito, vestido de torero, acompañado de Elena, pide su mano y los padres acceden.

 
  Los contenidos de zarzuelanet.es.tl están recogidos de lugares públicos de Internet y otros medios de comunicación con el único fin de proporcionar información actualizada y sin ánimo de lucro.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
ZarZuelaNet ya aparece en la mayor parte de los buscadores de Internet.